sábado, 18 de julio de 2009

* 173.- NECESIDAD DE MEJORAR

No soy budista, incluso reconozco que buena parte de mi vida lo miré con prejuicio sin ni siquiera saber de lo que hablaba para tener un criterio algo fundamentado. Un buen amigo, me hizo cambiar mi perspectiva a pesar de que en un primer momento destilaba hasta odio sin justificación hacia cosas similares.

Gracias a eso, he aprendido a ver estos temas hasta desde un punto de vista científico, no por mí, sino por algunas cosas que he leído. He podido saber, como así comentan en el vídeo, que se han hecho estudios con imágenes cerebrales, en los que se demuestran los beneficios de la meditación, sea religiosa, que no es mi caso, o usada como una técnica. De todas formas desconozco mucho el tema, pero todas las cosas relacionadas con la mente y el ser humano me interesan.

En este sentido, creo que el vídeo resulta interesante, al menos a mi me lo parece.

Probablemente, si fuéramos capaces de mantener un estado de relajación mayor en nuestras vidas, y no nos dejásemos absorber por el estrés de la vida moderna, tendríamos más tiempo para reflexionar, cometer menos errores y vivir mejor.

La experiencia me dice, que el estrés no es una cuestión de tiempo o falta de él, sino de dejarnos arrastrar por el ritmo de vida moderno. Yo generalmente trato de evitar dejarme arrastrar por él, pero reconozco que más veces de lo que quisiera no lo consigo. Y eso, a pesar de que en general, me considero tranquilo en muchos aspectos, aunque no en otros.

Si lográramos este autocontrol, probablemente destilaríamos menos sentimientos de rabia más o menos justificados hacia los demás y hacia uno mismo y seríamos capaces de llevar mejor nuestras cosas.

Trataré de seguir mejorando en este sentido, porque lo considero importante para mi vida y la de los que me rodean. El vídeo es más expresivo que yo en todo esto que trato de decir.

5 comentarios:

zhenda dijo...

Efectivamente el estres y la angustia, así como la ansiedad, te atrapan y no te dejan disfrutar de los buenos momentos. Son como una mano invisible que te agarra y no te suelta, te presiona la boca del estómago y no te deja ver bien las cosas. Por eso, porque lo he vivido y lo conozco de cerca, debemos sobretodo conocernos, saber cuáles son nuestros límites y cuando haga falta: VALERIANA y despeje con los amigos o con una persona que te apoye y te escuche. El ritmo muchas veces lo marcamos nosotros y no nos deja avanzar.

Sonia. dijo...

La filosofia oriental tiene su encanto, manejarse bajo sus reglas como bien dices no es algo que interese mucho a quien no nacio bajo ellas. Es de gran admiracion como se llega a un estado de relacion solo con el pensamiento... uff!, suena en verdad como al paraiso para los que vivimos en stres constante.

Muy buena entrada, me gusto mucho

saludos!

JJ dijo...

Gracias Zhenda por tus palabras y tu humanidad. Ha sido una fortuna conocerte.

Gracias Sonia por tus palabras y por mostrarme tu bonito blog.

rams dijo...

Muy interesante y muy cierto. Yo si creo que la felicidad en más un estado de bienestar mental que físico, aunque las dolencias del cuerpo pueden oscurecer dicho estado. Pero si aprendemos a ver el lado positivo de las cosas, a valorar cada instante y a no preocuparnos en exceso por lo que no tenemos, por lo que nos da miedo, por el futuro...podremos ser un poco más felices. Además nos agobiamos solos con las tareas como si por ello éstas fueran a salir mejor.Con todo ello reconozco lo difícil que es para mi desacelerar y olvidarme del tiempo.
Gracias Jesús por compartirlo. itas

JJ dijo...

Gracias rams por tu comentario. Tienes toda la razón, es más una cuestión mental que física, aunque lo físico evidentemente tiene su influencia. Con las cosas que has vivido, sabes perfectamente que es una cuestión de actitud y que se puede, incluso cuando las circunstancias son adversas. Aún así, la mayor parte de las veces, lo que nos causa estrés, nos son tanto las cosas importantes, como las nimiedades que dejamos que nos secuestren.