sábado, 9 de abril de 2011

DONDE RESIDE LA BONDAD

La bondad reside en las personas. Las personas son bondad. Basta, a veces, con apartar un poco la tierra para comprobarlo.
Es cierto que hay personas que la tienen tan oculta que no sólo hacen daño a los demás, sino que se lo hacen a sí mismas.
Pero no voy a hablar de esas personas. Voy a hacerlo de las primeras.

Cómo sucede. Das y te dan.
Recibes sin esperar.
Inicias y continúan.
Sientes y transmites.
Te lo enseñaron y aprendiste.
Instantes impagables.
No quieres que te los paguen.
Así es como te sientes y como los sientes.

Fuerza sustentada en buscar los buenos sentimientos que posees.
Resiliencia para ser buenas personas.
Antes creces y resiliente maduras.
No hay duda.

Amor donde el
Yo es necesario, pero no excluyente.
Obsolescente quieren por darlo
Zarpa cuan presente y unido se muestra.
Estigmas fraguados en fuertes raíces.

Ya crece la hierba aún entre el cemento.

Ya crece resiliente entre cultivos.
Unámonos en esencia.
Logros del ser humano.
Imborrables
Sensaciones que recorrerán el infinito
Surcarán en acróstico las leyendas del universo.
Allá donde estén.

6 comentarios:

emejota dijo...

Consoladora entrada. Un fuerte abrazo.

JJ dijo...

Gracias, Emejota. Un abrazo

conchita dijo...

Muy en tu línea, siempre creyendo en la bondad del ser humano por encima de todo.
Espero que tengas razón.

JJ dijo...

Cuando pienso en algunos casos, realmente me cuesta, pero prefiero seguir haciéndolo y que no me condicionen. Gracias, Conchita por tu comentario. Un saludo

Encarni dijo...

Yo he podido leer Cristina y Fran, supongo que serán tus hijos y que a ellos les dedicas tanta bondad.
Hablas de resilencia y entonces me acuerdo de la infancia, de como ser buenos a pesar de la adversidad, es dificl pero no imposible.
Yo sinceramente a veces dudo, pero al final la respuesta es la misma, si ni hubiera bondad qué nos quedaría.
Un abrazo.

JJ dijo...

Vas bien encaminada, hablaba de Cristina, Fran, Yulis y Ayoze, una familia de amigos a los que estoy agradecido. No era exactamente de mis hijos, aunque a ellos estoy también agradecido. Si te apetece leer algo de ellos, puedes ver:
http://talcomolosiento.blogspot.com/2007/09/una-pequea-infidelidad.html
http://talcomolosiento.blogspot.com/2007/09/14-leyendo-aficiones.html
http://talcomolosiento.blogspot.com/2008/12/62-dos-dcimos-del-quinto-premio.html