sábado, 15 de septiembre de 2007

12. "UNA PEQUEÑA INFIDELIDAD"

Sucedió algo que casi me hace arrepentirme de contar esto, pero al final me he decidido a hacerlo. Antes de comenzar recuerda: "Piensa bien y acertarás".

En fin, ahí va.

Reconozco que fue un amor a primera vista. Desde el primer momento en que la vi me cautivó. Desde el primer momento en que me cogió de la mano ya no la pude soltar.

Su sonrisa, sus ganas de vivir, su corazón, sus sentimientos, me cautivaron de tal forma que me fue imposible resistirme.

Era un sin vivir viviendo. Su sonrisa, la que me regalaba cada día, me hacía hasta trabajar con más ganas y con menos esfuerzo.

Era un vivir viviendo. Cuando la dejaba cada día corría a despedirme dejando su sonrisa y su cariño grabado a fuego en mi corazón.

Tenía una profundidad de sentimientos que pocas personas han llegado a conocer.

Claro que tiene defectos y lo sé. Los conozco y lucho contra ellos, pero tiene unas virtudes, una profundidad de sentimientos y una manera tan cautivadora de transmitirlos para aquellos que son capaces de traspasar la barrera de sus defectos, que rompen toda tu resistencia, te entregas y lo haces, a sabiendas de que no siempre debes hacerlo, y consciente de que debes luchar.

Cuando te abraza te da tal seguridad y te reconfortan tanto sus golpecitos en la espalda que en vez de protegerla, te sientes protegido a pesar de ser una lucha desigual.

Aún así, siempre trato de no autoengañarme y no renuncio a mejorarla, y trabajo para ello.

Me cautiva hasta por su manera de escribir, me sorprende su profundidad y la forma de expresar sus sentimientos.

Fue un 1 de Diciembre de hace ya algunos años cuando la conocí, y desde entonces no he podido dejarla.

Es uno de los amores de mi vida.

Mi mujer lo acepta, y yo diría que le agrada.

Y es que , a pesar de sus defectos, a pesar de su tamaño, tiene un corazón de oro, que comparte sus mayores virtudes con sus peores defectos.

Desde que la conozco, la he visto preocupada y pensando siempre en los demás.

Y es que, a pesar de sus equivocaciones, la quiero, estoy enamorado de ella, y estoy dispuesto a luchar por ella con todas las consecuencias.

Laura es su nombre, yo se lo puse, y es junto con el resto de mi familia, el amor de mi vida, la que me da energías cada día para vivir y para luchar.

Recuerdo como si fuera ayer el día en que me agarró un dedo en el hospital ya no quiso soltarlo. En algún lugar leí que cuando un hijo le coge el dedo a un padre ya lo tiene cautivado. Así es.

También tengo presente la imagen de ella en la cuna cuando al asomarme por las mañanas a ver como estaba, parecía estar esperándome para regalarme una de sus sonrisas. Todavía hoy al dejarla en el colegio da una carrerita para despedirse de mi cuando me alejo en el coche. Es difícil, depués de esto, llegar con mala cara al trabajo.

Mi hija Laura y su hermano Carlos son una de las fuentes principales de mi energía junto con mi nunca suficientemente valorada mujer para lo que ella se merece. Merecen mi esfuerzo y mi dedicación, y el levantarme de mis caídas, el luchar contra sus defectos, el guiarlos en el camino no escrito de sus vidas, el ilusionarlos y el enseñarlos a vivir con valores.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Si algo caracteriza al ser humano, es su capacidad de amar y en eso creo que eres muy fiel a tu condición humana.¡Me encanta cuando expresas sentimientos!pues tienes la facilidad de poner en palabras lo que otros pensamos o sentimos, pero que a veces no sabemos expresar.Un abrazo de tu amigo blogero...

JJ dijo...

Gracias por tu comentario, bastante lo debo a lo que he aprendido al trabajar contigo durante estso años.
Cuando las personas dejan una huella en ti siempre vivirán en tu persona y esa es mi esperanza para superar los malos momentos. Saludos

Anónimo dijo...

¿Por qué la mayoría de las personas somos incapaces de quitarnos la coraza, abrir nuestro corazón y utilizar las mágicas palabras como formato ideal para dar vida a nuestros sentimientos? Admiro a las personas que saben hacerlo y que, además, lo hacen de una manera tan hermosa y tan exacta (no sé si es la palabra más apropiada) que parece que te hacen revivir ese sentimiento tal y como ellas lo sienten. Lo más bonito de tus palabras es que, por un momento, alejada del bullicio de todo lo que me rodea, he cerrado los ojos y me he parado a pensar en todas las personas por las que siento algo igual.

Muchas gracias.
McDonald.

Vecina dijo...

Sin palabras, solo puedo decir que me emocioné al leerlo. ¡qué bonito escribes...!
Tengo la suerte de conocerla y de que sea la mejor amiga de mi hija y solo puedo confirmar tus palabras...

JJ dijo...

McDonald y Vecina, gracias por sus coemtarios. La verdad es que me animan.

McDonald probablemente es por que no somos educados en ello, y porque se toma como un signo de debilidad cuando en realidad es todo lo contrario, hay que tener valor.

Vecina el sentimiento es mutuo. Me siento orgulloso de que tu hija sea la mejor amiga de la mía.

Cuando cito sus defectos no lo hago por casualidad, no es oro todo lo que reluce, pero trato de mejorarla y cuento con sus cualidades para hacerlo.

Saludos

Anónimo dijo...

Me encanta tu perseverancia y tu "cabezonería". Yo sabía que esto iba a ocurrir, pero cuando lo lees algo se ha movido en mi interior. A todos nos gustaría que nuestros padres o seres mas queridos nos dijeran lo que sienten. Eso no siempre se consigue. Así que tu hija es un ser afortunado. Seguro que de alguien habrá heredado ese gran corazón y creo que a una parte de esa culpa la conozco y por eso (a pesar de no conocerla) no me cabe duda de que su interior es hermoso.
Amigo me alegré mucho ayer de verte y poder seguir compartiendo nuestras sensaciones. No te olvides, que aunque estoy un poco lejos, sigo ahí para lo que necesites. Un besazo. amlp

JJ dijo...

Gracias amlp. Te voy a contar algo al respecto de lo que dices. Mi hija se enteró en casa de su amiga del alma, cuando su madre se emocionó al leérselo y vino a contárselo igualmente emocionada a su madre.
Nos vemos