jueves, 1 de noviembre de 2007

*17.- DE PERSPECTIVAS, POZOS Y BOOMERANGS


Antes de continuar, te voy a contar lo que me acaba de pasar: llevaba un rato escribiendo este mensaje, y estaba satisfecho con lo que estaba reflejando, cuando me sucedió algo que me ha pasado algunas veces con este correo, y es que toco por accidente no sé que tecla, y pierdo el correo y lo que llevaba escrito.

Me disponía a comenzar de nuevo, pero no sabía si podía recomenzar, porque aunque quería, la frustración por lo sucedido, no sabía si me dejaría hacerlo, al menos tan bien.

En realidad, esto es lo que nos pasa cuando nos encontramos mal, que nos centramos en eso, y quizás sólo hay que cambiar la cuestión en la que fijamos nuestra atención, y hacerlo en la solución, en vez de en el problema.

Lo hice, y mirando hacia otro lado, vi la palabra "borradores" escrita en una columna situada a la izquierda. Los malos momentos son eso, borradores que nos preparan para los buenos, sin ellos no se podría hacer ninguna gran obra, sin fallos no pueden existir los aciertos.

Algo me dijo que era una oportunidad.

La seguí y comprobé que la mayor parte se había guardado de forma automática. Y ya ves, cuando somos capaces de mirar con perspectiva, cuando somos capaces de usar el pensamiento alternativo, podemos transformar un mal momento en algo bueno y productivo.

Continuamos, recomenzamos


Hola Amiga.

Me apena ver que estás pasando un pequeño mal momento, todos los pasamos, sobre todo cuando sé y aprecio los valores que tienes como persona, que no son pocos.

A veces buscamos grandes momentos de felicidad y eso nos hace perdernos la suma de los pequeños, que son los que nos van a hacer realmente felices, quizás influenciados por los cuentos infantiles en los que siempre aparecía un hada que nos resolvía todos los problemas.


Sólo hay que estar despierto y ver esos instantes sin prisa y en cualquier momento y ocasión.


El otro día faltaron chicos, y pude pararme a hablar más detenidamente con ellos, y descubres que tus palabras a veces, cuando crees que no llegan o lo hacen de manera superficial, lo hacen y de manera más profunda, y descubres alumnas o alumnos llevan ya un potencial de riqueza personal que sólo hay que estimular.

Siempre bromeo con los alumnos de forma seria, igual que con los profesores, y con ello trato de transmitirles con aparente superficialidad una serie de cosas, como que este mundo a pesar de todo no es tan malo, que hay cosas y personas que valen la pena, que me importan, que se puede combinar la seriedad con el buen humor, a marcarles límites enseñándoles en que momentos se puede y en cuales no, que como personas están a mi altura porque ninguna persona está por encima de otra como ser vivo, sin que ello signifique ser confianzudo, que no es lo mismo que tener confianza, que pueden hacer cosas para crecer y mejorar este planeta...

Continuamos

Esperamos

Antes de continuar, me pasa como en algunos momentos de la vida, que cuando parece que estas comenzando a levantar cabeza, te vuelve a suceder algo que te retrotrae al problema inicial o te lleva a otro nuevo. La conexión se ha puesto pesada y extremadamente lenta, y apenas me deja continuar.

Pero haciendo uso de los mismos principios, centramos nuestra atención en lo que queremos (continuar con este correo) y en soluciones alternativas (copiar y pegar y seguir en word)

Volvemos a continuar, podemos hacerlo

Releo para poder hacerlo, algo que también debemos hacer en la vida, pero no para quedarnos en los problemas, sino para hacer una mejor lectura de ellos y poder avanzar



… y veo que aunque muchas veces parezca que no llegas, momentos como éste te hacen darte cuenta no sólo de que llegas, al menos algunas veces, sino que además aprendes de ellos y los descubres como personas.

Me pasó ese aparente día aciago en el que establecí fructíferos canales de comunicación con varios alumnos, y en concreto con una alumna que me descubrió su valía personal. También aproveché para llegarle a otro alumno más necesitado por su situación familiar y social, pero en este caso no sé si lo logré en alguna medida, al menos en la medida que necesitaría por su complicada problemática.

Pequeñas cosas, o no tan pequeñas como éstas, son las que te hacen seguir adelante en esos otros momentos que no se nos presentan de una manera tan gratificante. Son como brisa fresca cuando arrecia el calor, y que te permite coger aire y respirar profundamente para retomar el camino.

Amiga, toma la fresca brisa que te regalan los pequeños momentos, y has que tu valía se vuelque en ellos y los vaya guardando en esa cajita de pequeños tesoros sin aparente importancia que llenan de cachivaches los niños, y que les aportan imaginación y secretos para seguir adelante y usarlos en otros instantes de la vida.


Y como en el cuento de “El verdadero valor del anillo” sólo los verdaderos joyeros pueden apreciar la valía de una joya.

No acudas a ningún vendedor de baratijas ni a ningún trilero, y como en las “huellas doradas” aprecia todo lo bueno que has hecho y que muchos te agradecemos, usando para ello las herramientas que tu posees, como en otro cuento que pondré algún día (“asamblea en la carpintería”).


Amiga, tu conoces “El efecto boomerang”, otro cuento por colgar, porque lo has utilizado, y debes seguir utilizando de tan buena manera.


Hoy el cuento que voy a asociar, debo consultar el nombre porque no lo recuerdo exactamente, va sobre las relaciones humanas de calidad, esas que se establecen en un momento o en una vida, y que sean producto de instantes o de toda una existencia, son las que dan sentido al ser humano.

Amiga, léelo y te darás cuenta de que tú las estableces.
Acabamos

No, un momento

Esta tarde estaba pensando sobre las relaciones humanas y como personas que tratamos en corto periodo de tiempo, con las que conectamos, nos pueden llegar más que otras con las que coincidimos largas temporadas, pero no encontraba la manera de convertirlo en entrada.

Y como efecto boomerang, Amiga, tratando de animarte, me has dado la manera de hacerlo, que no es otra que no centrarme en mi pequeño problema, sino usar el pensamiento alternativo y la perspectiva que nos permite relativizar las cosas y marcarnos nuevos horizontes.

Cuento asociado: "La ciudad de los pozos"

1 comentario:

JJ dijo...

Anónimo dijo...
Me ha gustado la inclusión de imágenes, y digo inclusión,porque según el diccionario de la Real Academia Española, significa entre otras cosas: conexión o amistad de alguien con otra persona y esto es lo plasmado en este artículo,además de recordarnos el "vivir el presente" o "vivir el momento" como nos sugieren las culturas orientales, al igual que la conexión con los demás,que viene a ser la conexión con lo mejor de uno mismo,aunque muchas veces nos cueste.Tu amigo blogero...y ¡muchos ánimos para tu amiga!

2 DE NOVIEMBRE DE 2007 05:50
JJ dijo...
Gracias amigo blogero por tus comentarios. Aunque en un principio dije que no iba a incluir imágenes ni decoracines, poco a poco he ido poniendo alguna, quizás porque inicialmente prtendía que no se distorcionase lo que pretendía decir. Ahora creo que ya las puedo ir introduciendo, pero siempre poco a poco y retocándolas para que vayan lo más acorde que pueda con lo escrito. Todos tenemos pequeños momentos rn los que se nos hace más pesado el trabajo, o le damos más importancia a cosas que no la tienen, o nos levantamos con el pie izquierdo, en definitiva, que necesitamos coger aire fresco, y para eso días como estos pueden venir muy bien. Quería hablar de esos pequeños momentos que el aire una mañana nos hace ver con otros ojos. De buen seguro que mi amiga está aprovechando estos días en su bella tierra para respirar y regresar con las pilas cargadas.

2 DE NOVIEMBRE DE 2007 08:21
Anónimo dijo...
Querido amigo, bendita en la hora que te encontré en mi camino. Un millón de gracias. Mi bella tierra me permitió respirar y cargar pilas, pero ésta no está bien, pues nada mas llegar he vuelto a caer. Pero con amigos como tú estoy segura que puedo salir adelante y que esto no es sino una "gripe", que tarde o temprano termina por desaparecer. Te necesito porque me ayudas a levantarme cuando me caigo y porque tu mano siempre me hace sentir que no estoy sola. Me gustaría poder darte un abrazo para poderte transmitir mi agradecimiento. Aunque este sea un medio un poco frío espero que te llegue todo mi cariño. GRACIAS. POR SER COMO ERES TE QUIERO MUCHO.TU AMIGA

4 DE NOVIEMBRE DE 2007 22:53
JJ dijo...
Para eso estamos, y en la medida que este blog pueda ayudar o servir de algo para alguna persona que no sea yo, bienvenido sea. Con una sola persona ya tendría sentido, no aspiramos a más.
Saludos y gracias por tus cometarios y ánimos que me ayudan a seguir adelante.

4 DE NOVIEMBRE DE 2007 23:00