sábado, 17 de octubre de 2009

* 190.- ENREGÍAS ALTERNATIVAS Y DERECHOS SECUESTRADOS CON ALEGRÍA

¿Democracia? ¿Libre mercado? Ni siquiera eso. Sólo ley del embudo, claro está, la parte estrecha para usted y para mí. Lo del libre mercado es para otros que graciosamente recurren a papá estado a las primeras de cambio sin que nos demos cuenta de que ese papá estado somos nosotros mismos. Pero eso ya es mucho pensar, a lo que iba.



Han cambiado cosas, pero otras siguen invariables, sólo disimuladas mediante un barniz barato. La libertad es algo que debemos ganar momento a momento, no renunciando muchas veces, reclamando otras. Liberta sin información es imposible. Información sin cultura social, tampoco. La pescadilla que se muerde la cola.


En la era de la información nos conducen, mientras nos alegramos, a la idiotez. Oiga, y si usted no se alegra por ello, o es un fracasado o en el peor de los casos un terrorista social como gusta decir a nuestros dirigentes por estas latitudes para calificar incluso a ilustres profesores universitarios que se niegan a ponerse la correa. ¡Qué dirían de la monja que hablaba en el vídeo "Campanas por la gripe a" con minúscula y A con mayúscula por lo que insinúa abiertamente! ¿También sería una terrorista social?


En un momento en que la ciencia ficción, los alarmistas, los fabricantes de opinión, los embusteros, los guantánamos particulares se esconden a una inventada legalidad, se entremezclan en un fandango en el que es difícil separar el trigo de la paja, es más necesario que nunca discernir, contrastar, masticar lentamente y tener una buena digestión, para no renunciar a nuestro derecho a conocer, al menos, nuestra verdad contrastada.


Y esto viene a cuento de un artículo que acabo de ver colgado en el Foro contra la Incineración de Tenerife enlazado del diario Público, en el que no cuentan nada nuevo, sólo que los gobiernos continúan siendo títeres de los que en realidad mandan. 


Ya hace unos años, cuando a penas se hablaba de energía eólica, un señor tenía un rudimentario molino cercano a Los Rodeos, con el que generaba electricidad para su casa y para las de los vecinos. Y ya en ese entonces los "empleados" de la compañía hicieron retirar el mismo.


La energías renovables tienen un problema fundamental, más allá de mayor o menor eficiencia, que no es otro, que el de posibilitar que las personas no tengan que pagar recibos. Y, claro, eso no se puede permitir. Por eso, se han inventado parque eólicos a repartir y grandes áreas destinadas a la energía fotovoltaica. No se engañe, es para que sigamos pagando recibos.


A las pruebas me remito. Use la red y fácilmente encontrará ejemplos de esto que digo y sino, al menos, habrá ejercitado su derecho a discernir. Baste este ejemplo que suele pasar desapercibido en la prensa cuando aparece, como es el artículo del diario Público con el que les dejo: "El Gobierno bloquea la energía minieólica: Industria no contempla "ningún cambio de legislación" para facilitar la instalación de miniturbinas en las viviendas, hoy sometidas a las mismas trabas que un gran parque eólico".


Un diminuto aerogenerador de la empresa alicantina Bornay, instalado en un tejado de una vivienda holandesa.(En España tendrán que esperar si los ciudadanos no reclaman ese derecho)