lunes, 22 de febrero de 2010

NO ME QUEJO, ES QUE NO CABE

No te quejes de lo que tienes
porque yo que lo he tenido todo
temo seguir perdiendo
y no lo que aceptas 
como parte del juego
sino lo que no debería entrar en él.

En vez de quejarte

ámalo de arriba a abajo
de dentro a fuera
aprécialo,
valóralo,
vívelo con fuerzas
porque un día,
lejano o cercano, no podrás.

Hacía tiempo que el desvelo
no hacía mella
sobrevolando la aviesa mente
en noches marchitas


Subyace el miedo
donde debería vivir la alegría.
Crees estar preparado para todo
y sin embargo no lo estás


No es cuestión de debilidad,
ni de falta de entusiasmo
es, lo sabes, 
lo único que te puede tumbar


Tienes fuerza para todo
ya lo sabes
pero en ese todo
hay cuestiones que no caben


Que las pesadillas queden en pesadillas
y no atormenten más que el desvelo
y puedas reanudar la alegría
que toma en valor lo que tienes
que no dudas en apreciar 
y por lo que darías todo


Alegría vence
Desvelo sólo desvela.
Si es así, acéptalo
y segurodesaparecedrá,
es más, no amedrenta
la alegría sí.

5 comentarios:

mjt dijo...

Recuerdo aquella alegría de tantos mayores que no conseguía comprender bien de joven, pero sabia que era algo que también querría disfrutar cuandollegara el momento.
Para ello decidí empezar por el final e ir agradeciendo toda la vida transcurrida y por transcurrir. Es un truquito que me funciona, lo que no se es si puede servir al resto, pues muchos han huido cuando he mencionado los últimos términos:final y muerte. Un abrazo.

JJ dijo...

En nuestra cultura, no nos han educado sobre el tema de la muerte. Por ello, debemos aprenderlo solos. Si sirve. de hecho, valoras más las cosas, sobre todo las realmente importantes.

Francisco Cenamor dijo...

Estimado amigo, el próximo viernes 5 de marzo haremos un breve comentario sobre tu blog en nuestro Blog literario Asamblea de palabras para que nuestros lectores y lectoras lo conozcan.
Un saludo.

JJ dijo...

Gracias Francisco por tus palabras y por permitirnos seguir tus gratos blogs desde hace tiempo.

Un saludo

conchita dijo...

Te deseo fuerza para encontrar dentro de ti nuevos huecos para esas "cuestiones que no caben".

Y piensa que, como nos pasa a todos, hay momentos en los que parece "haber menos sitio", pero no dudo de que también tendrás días en los que "parece caber todo".

Confío en que tengas muchos de estos últimos días.