sábado, 24 de abril de 2010

La mujer que escuchaba






La mujer no te oía, te escuchaba. 
http://3.bp.blogspot.com/_VppQgSMJc3I/S9NjikND5TI/AAAAAAAAD3U/mPTaQlTHyMw/s320/dibujo.jpg

Tuvo paciencia con tu educación.
http://3.bp.blogspot.com/_VppQgSMJc3I/S9NjrI6RzFI/AAAAAAAAD3c/XrbTfmq8CBg/s320/paciencia.jpg

Cuando tu jefe te despidió por tratar mal a un cliente, luchó porque no te ahogaras en tus inmaduras lágrimas. 
http://4.bp.blogspot.com/_VppQgSMJc3I/S9NlmYt10xI/AAAAAAAAD3k/uHjjK0j9bHo/s320/despedido.jpg

Te sacó de tu pozo y te ayudó a  buscar de nuevo trabajo. 
http://3.bp.blogspot.com/_VppQgSMJc3I/S9NqvMN1BDI/AAAAAAAAD30/xR5Fkfa86FE/s320/dibujo.jpg

Cuando con cuarenta años no habías alcanzado la madurez y ya te hundías en esa crisis, tiró de ti para hacerte adulto de una vez.
http://1.bp.blogspot.com/_VppQgSMJc3I/S9NqpJQrxfI/AAAAAAAAD3s/01fdG6P8glo/s320/40s.jpg

Cuando te enfadaste con tu mejor amigo, estuvo allí.
http://2.bp.blogspot.com/_VppQgSMJc3I/S9Nrrx85qKI/AAAAAAAAD38/dgqaLt0GQjs/s320/dibujo.jpg

Cuando te diste a la bebida huyendo de tus problemas, no te abandonó a la primera de cambio, sino que luchó por ti, por lo que quedaba de ambos.

http://1.bp.blogspot.com/_VppQgSMJc3I/S9NsvrlB31I/AAAAAAAAD4M/Ez9L6hERoII/s320/dibujo.jpg

Mientras te escondías, sacó adelante a tus hijos, les dio el cariño y la educación que tú les negaste. 
http://2.bp.blogspot.com/_VppQgSMJc3I/S9NtZw4Vy4I/AAAAAAAAD4U/HHOKTou5xaE/s320/escondido1.jpg

¿Y tú qué?
http://3.bp.blogspot.com/_VppQgSMJc3I/S9NvJgt_ivI/AAAAAAAAD4s/yuDHLvmfJc4/s320/dibujo.jpg

Tú, cobarde, la trataste mal.
http://3.bp.blogspot.com/_VppQgSMJc3I/S9NuRhwbclI/AAAAAAAAD4c/yAmiKZhuNzk/s320/cobarde.jpg

Tratastemaltrataste.
http://3.bp.blogspot.com/_VppQgSMJc3I/S9NuZZ9AOTI/AAAAAAAAD4k/NvT_h1J4Fwg/s320/maltrato.jpg

Pequeño relato presentado al concurso de relato corto dedicado a la mujer en el que puden participar todos los miembros de la Comunidad escolar del I.E.S. María Pérez Trujillo con un máximo de 140 palabras incluido el título.

3 comentarios:

emejota dijo...

Esta vez voy a ser un poco o un mucho "mala". Una mujer que ha servido para todo lo anterior no suele dejarse pegar. Me parece que lo normal es que se empiece por las agresiones psicológicas y/o físicas, que ella intente ayudar al agresor si es que este no le ha derruido antes, (lo más habitual) y si ella está preparada y fuerte, en el sentido que sea, salvo que sea su madre, abandona al agresor a las primeras de cambio si su "manduca" y la de sus hijos no está hipotecada. Por esta actitud muchas mujeres han adquirido en el pasado "mala fama", pero les compensa porque el precio a pagar en caso contrario es demasiado alto. Un abrazo.

JJ dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con lo que dices. Sabía que corría el riesgo de parecer lo que apuntas y se ve que no he conseguido lo que pretendía. Lo que prendía era crear una situación con lq que echarle en cara al maltratador, con la limitación de las 140 palabras, pero está claro que no lo he conseguido porque tienes toda la razón. Una mujer educada no dejaría llegar a ese extremo. No obstante, nos sorprendería saber que muchas mujeres maltratadas no son precisamente analfabetas y sin formación.

emejota dijo...

No te creas, si te entiendo, es que una peca de "proyecciónismo". Es bien cierto, hay tantas mujeres supuestamente cultas, educadas y emocionalmente inseguras que permiten el maltrato con tal de tener compañía o de creerse el espejismo de las reconciliaciones. A veces no tengo claro si es por falta de autoestima o por un morbo enraizado en tierras de un poderío mal entendido, que no pueden superar.
Al fin y al cabo, y aunque suene manido y vulgar, lo que todos necesitamos es amor.
Por cierto los últimos vídeos, geniales, ya los comentaré. Un abrazo.