jueves, 8 de diciembre de 2011

Corazón

Me preguntaste que cómo le iba, me dijiste que querías saber de ella y que la echabas de menos.

No eres la única, nosotros también te echamos de menos. De vez en cuando se me presenta esa imagen de las dos subiendo por la pendiente que daba acceso al aparcamiento, enfrascadas en sus charlas habituales, mientras yo esperaba y disfrutaba de la espera porque sabía que la educación no terminaba entre cuatro paredes y que la carga emocional era y es el combustible no contaminante y sostenible, cuando es positiva.

Nunca habrá en nuestros corazones espacio suficiente para el agradecimiento, para la oportunidad que nos brindan las malas ocasiones para descubrir la bondad que hay en el mundo a pesar de que muchas cartas juegan en su contra. 

Espacio infinito que se ve superado por la necesidad de agradecimiento. 

Toletas que fueron y toleta que acompañó y ofreció todo un recital de humanidad y cariño en los momentos necesarios. Tenía toda la razón para tenerla en tan alta estima y es un signo más de esperanza en el ser humano en estos tiempos confusos.

Te cuento, no en balde, siempre nos acompañaron.

Comenzó el nuevo curso en el instituto distraída, algo descentrada y con esa alegría vital que siempre tiene para hacer frente a la vida. Por momentos se me escapa su niñez, pero disfruto de la que aún le queda, marcada por ese corazón que siempre ha acompañado a su inmadurez. Ha suspendido algún  control y ha aprobado otros con buenas notas.

Tuve que tomar cartas en el asunto como he hecho siempre. Le quité algunas cosas de las que disfrutaba y le he echado muchas horas. No en vano es mi principal dedicación. 

Su mayor problema siempre ha sido su inmadurez relativa y la falta de concentración en las clases que me ha llevado a dedicarle muchas horas de repetición, unido a su inadapatción a un sistema que traga y vomita y mata y aparca la creatividad. Ella siempre ha sido creativa y podría haberlo sido más en otras circunstancias.

Te diré que está madurando, que ha aceptado las restricciones sin mayor problema y asumiéndolas. Que ha dado un gran salto de calidad que me da esperanzas, que se pone a estudiar muchas veces sin que yo se lo diga, que le dedica muchas horas a repetir, más de las que me gustaría. 

Ayer mismo, repasando con ella, me dio otra de las sorpresas que me llenan de alegría. Al comprobar que sabía todo lo que estaba dando en matemáticas (que siempre le han costado más) me dijo que es que estaba atendiendo en clase.

Parece haber desarrollado la capacidad no sólo para darse cuenta de su importancia, sino para ponerla en práctica.

Además de todo esto, no ha perdido su creatividad. Hace trabajos voluntarios para sus profesores que ella decide hacer, porque lo necesita. Se ha apuntado al periódico del instituto y ya hace artículos.

Lee. Ya llevaba tiempo leyendo, pero es que ahora devora libros y de camino mi cartera.


Disfruto, aunque me cueste, pero siempre ha habido cosas para las que no he ahorrado. 

Disfruto con su explotada afición; Papá se me ha acabado el libro que estaba leyendo, ¿puedo ir a comprar otro? Y claro, al padre se le cae la baba y abre la cartera.

Disfruto, pero sé de alguien que lo hace aún más al ver esta afianzada afición.

Recuerdo, recuerdas cuando recibía quejas de su hermano los primeros años de escolaridad y cómo, siendo fieles a nuestra manera de ver las cosas, nos mantuvimos y pronto vimos los frutos que perduran aún hoy en día y que tan orgulloso me hacen sentir por su humanidad.

Siempre he tenido el cargo de sentir que con ella no pude hacer lo mismo por las circunstancias. Después me costó mucho más, pero nunca he tirado la toalla y estoy comenzando a recoger los frutos.

No sé en que parará todo esto, porque sé que es una carrera de fondo y porque este mundo no ayuda precisamente en estos momentos convulsos. Pero lo qué si que sé es que vamos logrando cosas sin dejar de ser fiel a mi manera de ver la vida y a la suya, aunque sí que hemos dedicado mucho más de lo que me hubiera gustado a tragar y vomitar y menos a la creatividad y a aprender de otra manera.

Pero los frutos comienzan a estar ahí, más allá de unos resultados, en el sostén que da soporte al resto de aprendizajes humanos y escolares.

Aún así, sé que no puedo bajar la guardia y que sólo estamos a mitad del camino.

Corazón siempre ha tenido y cabeza también, aunque hay quién no la pudiera haber percibido escondida entre las telas de su falta de concentración. 

Y es en él, en el que estoy seguro que te guardará para siempre. Más aún cuando sea capaz de mirar atrás (más de lo que ya lo hace) y vaya uniendo los puntos cardinales de su vida.


Pagos diferidos, que siempre he dicho y que ayer mismo disfrutaba al comentar con una amiga como recibía alguno que le costó muchos sacrificios e incluso algunos disgustos.

Corazón.








11 comentarios:

Conchita dijo...

¡Qué suerte tiene esta niña!
Saber lo que hay que hacer y tener el coraje, la voluntad, la paciencia, el amor, la entrega de hacerlo, es poco habitual en una relación padre/hija.
¡Enhorabuena y, como siempre te digo, envidia sana por lo que tú sabes hacer tan bien y yo veo tan difícil!
Me alegro de que se vaya adaptando, madurando, aprobando, aunque sea a ese precio. Seguro que buscará vías alternativas para realizarse si siguen sin ofrecérselas en la educación "formal".
¡Siempre he pensado que hubiera sido una blogmaníaca perfecta, que hubiéramos aprendido mucho de ella!
Un abrazo, amigo, y a ella también.

Anónimo dijo...

Este es el Jesús que echaba de menos...¡todo corazón! y ¡mente despierta! Un fuerte abrazo y considérame una de las estrellas de tu pequeño firmamento.Tu amigo lagunero.Dwij

Anónimo dijo...

Amigo, es normal que ella sea todo corazón pues gracias a Dios hay muchas cosas que se heredan y teniendo los padres que tiene es normal.
Qué importante es la labor que estas haciendo y qué valor tiene tener que enfrentar ese camino un "poco" sólo!.
Tu bondad infinita, tu perseverancia y tu forma de ver la vida, además de todos los que te quieren, te ayudarán en esa ardua labor.
Un beso enorme. amlp

JJ dijo...

Bueno, muchas veces no sé lo que hay que hacer y dudo, no soy perfecto y muchas veces no lo hago bien.

De lo que sí que estoy seguro es de que hubiese disfrutado siendo una blogmaníaca.

P.D.: de hecho lo fue por momentos

Un abrazo, Conchita

JJ dijo...

Gracias, amigo Dwij, te considero una de las estrellas de mi pequeño firmamento.

P.D.: yo también lo echaba de menos, pero no siempre nos paramos lo necesario ni nos viene la inspiración para escribir cuatro líneas.
Un abrazo

JJ dijo...

Gracias amlp por tus palabras. Es cierto que la ayuda de todos los que me quieren me hace más fácil el camino.
Un abrazo

Encarni dijo...

Me alegra tu vuelta a este espacio. En la anterior entrada veía al profesor que se hace preguntas constantemente sobre su profesión, en esta entrada veo a un padre que también se pregunta si lo estará haciendo bien, la duda es muy humana, como ese corazón que se hereda. Me quedo con ese padre que intenta darle la mano a su hija y la ayuda a caminar. Me parece estupendo.

Un abrazo, para ambos.

JJ dijo...

Gracias, Encarni, por tus amables palabras. La verdad es que yo también me alegro de haber regresado. Espero volver con algo más de regularidad.
Me ha gustado mucho tu reflexión.
Un abrazo

MA dijo...

Pocos con un corazón grande, grande y puro como esa persona a la que te refieres. Tú lo sabes y yo lo sé y doy gracias a la vida por tanta "imperfección" a mi alrededor. Han sido tiempos muy duros, para ti especialmente. Acúsate sólo de lo que no has hecho y ése no es tu caso. Está guapa por dentro y todo madura y brota a su debido tiempo. Los abrazo a todos, a los cuatro.

JJ dijo...

Gracias MA, por estar siempre ahí y por tus palabras llenas de sabiduría y vida. Con ellas crecemos todos y nos enriquecemos.
Un abrazo

Anónimo dijo...

AMIGAS? AMIGOS? Que es eso? Las personas que te dan puñaladas por la espalda, las que dicen que te quieren por compasión. Las que te escriben cosas como que corazon tan grande y que sonrisa tan bonita cuando piensan y hacen lo contrario? SIIIII el mundo esta ya al reves. No aprobaras mi comentario pero deberias hacerlo. El universo es sucio