miércoles, 15 de agosto de 2007

10. CONTINUAMOS DE REFRANES: CUANDO EL RÍO SUENA AGUA LLEVA

Cuando daño se puede haber hecho en base a refranes y actitudes como ésta.

Pues obviamente, si no llevase agua no sería un río. Pero la cuestión es que el agua puede estar contaminada, o llevar basura que alguien ha tirado y entonces también puede sonar, pero por otros motivos limpios y agradables al oído.

Aprovechando otro refrán para explicarlo, "una verdad a medias es la mayor de las mentiras".

Imagínate un caso extremo: alguien te ve con un cuchillo manchado de sangre y aparece un hombre muerto. Se comienza a correr la voz de que has matado a alguna persona.

La realidad resulta ser que un asesino había matado a alguien y pretendía seguir haciéndolo con otros, pero tu lograste quitarle el cuchillo y reducirlo.

"De héroe a villano"

Las situaciones cotidianas afortunadamente no son tan drásticas como esta ficticia (aunque comienzan a serlo cada vez más habituales), pero multitud de pequeñas y cotidianos hechos si que afectan a la vida de las personas, a las que se puede hacer daño con un simple comentario o rumor, y que más allá de su veracidad o no, se suelen producir con el insano fin de hacer daño.

Y, es que tanto si es cierto como si no, su fin suele ser el de producir dolor a un tercero, por lo que en la mayoría de los casos no tiene razón de ser.

De todas formas, ninguno, por nuestra naturaleza humana, estamos libre de ello, de caer en las garras de la crítica carroñera, pero si que deberíamos de tratar de alejar estos comportamientos y actitudes de nuestra común forma de actuar.

"El que esté libre de pecado que tire la primera piedra".

Bueno, vale, no arrojemos piedras ("si escupes hacia arriba te puede caer a ti mismo"), pero si tratemos de disciplinarnos en evitar este tipo de conductas de nuestra forma de vida.

Cuántas veces vamos por la calle y nos tropezamos con alguna persona de la que no nos gusta su aspecto, o su indumentaria, o su apariencia o su expresión, e inmediata e inconscientemente la prejuzgamos.

Mejor sería no hacer daño a quien no nos lo ha hecho, seguramente seríamos más felices al no cargar nuestro resquemor y descontento inconsciente sobre los demás.

En fin, "has el amor y no la guerra" en su sentido más amplio y humano, aunque tampoco está mal en su sentido más vanal, y evita hacer daño gratuitamente a otros.

Regala sonrisas en vez de dardos hirviendo o dagas por la espalda.

Y recuerda, cuando los barrancos corren demasiado, mal asunto, alguien sale mal parado.

Es preferible escuchar el rumor de un arroyo (que aquí también los hubo antes de la sobreexplotación de los acuíferos con las galerías), o el correr de las aguas de un río en un tranquilo paraje natural cuando viajemos fuera.

Que un río manso bañes las riberas de nuestro carácter y sus aguas cristalinas nos refresquen.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Siempre con tus reflexiones. En quién estarías pensando?.
Cada vez que nos transmites algunos de tus pensamientos haces que los demás nos detengamos en nuestra rutina diaria y tomemos conciencia de lo que sentimos y transmitimos a los que están a nuestro alrededor y siempre consigues los que creo pretendes: QUE REFLEXIONEMOS SOBRE NUESTRA ACTITUD DIARIA e intentemos corregir nuestros errores. Gracias amigo. amlp

JJ dijo...

La verdad es que me hizo gracia tu pregunta sobre en qué estaría pensando.

Era algo sobre lo que tenía pensado escribir hace tiempo y surgió el momento y lo hice.

Ahora no tengo nada previsto por el momento, así que se admiten sugerencias.